Featured Post

Gonçal Mayos PUBLICATIONS

BOOK PUBLICATION http://orcid.org/0000-0001-9017-6816    - Interrelación filosófico-jurídica multinivel. Estudios desde la Intercons...

Sep 24, 2018

Sep 23, 2018

1988-2018: 3 DÉCADAS CONSTITUCIONALES


 
La Constituição de la República Federativa do Brasil o ‘Constituição Cidadã’ nació bajo el signo de grandes conflictos de todo tipo. Su redacción y aprobación se superpuso a acontecimientos aparentemente más “turboglobalizados” y "espectacularizados".
 
Se formuló en el ambivalente contexto del debate postmoderno que nos descubrió una nueva época y, a la vez, actuó de "cortina de humo" que distraía de la creciente imposición del neoliberalismo. La constitución de 1988 nació y comenzó a caminar además bajo el signo de la “guerra fría” que agonizó con la masacre de Tiananmen, la sorprendente caída del Muro de Berlín y la disolución de la URSS que –contra los pronósticos más habituales- mantuvo en sus silos a los misiles atómicos.
 
Entonces Brasil formó parte significativa de lo que Samuel Huntington considera la oleada democratizadora de finales de los 1980 y del proceso de universalización y efectuación de los derechos humanos que se consolidó a partir de finales de los 1970.
 
También coincidió con el agotamiento del gran ciclo progresista hegemonizado por los valores de libertad (Tarrow, Bauman) que, iniciado al final de la IIGM, va siendo sustituido con otro gran ciclo que prioriza los valores de seguridad y que domina todavía hoy. La mayor parte de la aplicación de la Constitución brasilera de 1988 coincide por tanto con ese cambio a un ciclo conservador que puede explicar muchas de las dificultades que -desde entonces- ha tenido para efectivar sus grandes potencialidades, por ejemplo en los Derechos Humanos.

Pensamento Político Contemporâneo a UENP


 
Profs. L.F. Kazmiercz, F. de Brito e G. Mayos
PGCJ/UENP RECEBE PROF. DR. GONÇAL MAYOS DA UNIVERSIDADE DE BARCELONA

Entre os dias 17 a 19 de setembro o Programa de Pós-graduação em Ciência Jurídica da UENP... recebe o Prof. Dr. Gonçal Mayos da Universidade de Barcelona que oferta a disciplina concentrada "Pensamento Político Contemporâneo" para os alunos do Doutorado.

Sep 4, 2018

Política, sociedad y pensamiento desde el 1968


Analizaremos críticamente la evolución histórica, política y en el pensamiento desde el 1968 hasta la actualidad. Es la era de las “filosofías del presente” (tanto o más por ejemplo que de las “catástrofes”, “bipolar” o de la “austeridad”) pues el cambio acelerado y complejo ha convertido en enigmático no solo el futuro a corto y medio plazo, sino incluso nuestro presente.

Jul 22, 2018

DOMINION: GARDENER, FARMER, TECHNOLOGIST, ENGINEER


As well as some societies are structured under the metaphor of the ‘forester', other societies have a better ‘metaphorical figure' to describe them, we are talking about the «gardener» figure. For Bauman (2007) the ‘forester' is a pre-modern model, whereas the «gardener» is already a modern model. Regarding the advanced modernity and fordist capitalism, we will describe them using the metaphorical figures of the «technologist», «the engineer» and –also- «the agriculturalist» or «the farmer».
 
Despite the fact of these societies internal diversity, modern societies share the need to dominate and ‘improve' the natural order. They coincide in the need to define an infinite progress inspired in a very secularized utopia. Consciously, the ‘gardener' –like the «technologists», «engineers» and «farmers»- wants to transform, manipulate and perfect (in accordance with strict human needs) the pre-existing wild nature. This won’t be any more ‘virgin' neither will be left its autonomous dynamics, it will always be subjected explicitly to the human will.

Jul 16, 2018

SOCIETATS "GUARDABOSC"

Per explicar els profunds canvis en les actituds majoritàries que ha impulsat pel capitalisme turboglobalitzat i postfordista, Bauman (2007) els compara bellament amb tres grans metàfores. 

Reflecteixen les actituds bàsiques davant el món:
- La premoderna seria propera al guardabosc.
- La pròpiament moderna al jardiner
- I la postmoderna cognitiva i turboglobalizada al caçador

Jul 11, 2018

FORESTER SOCIETIES





To explain the deep changes in the major attitudes boosted by the turbo globalized and post fordist capitalism, Bauman (2007) compares them beautifully with three great metaphors. They reflect the basic attitudes in front of the world:

-Pre-modern attitude would be the forester.
-Modern attitude would be the gardener. 
- And post-modern cognitive and turbo globalized attitude would be the hunter. 

Here we briefly analyse the two first ones and develop the last one in accordance with the most recent experiences.

Jul 6, 2018

MACROFILOSOFÍA DEL CONFLICTO: DAMNIFICADOS LOCALES

Desde un enfoque macrofilosófico, las luchas más concretas, locales y “micro” muestran su conexión y dependencia con las universales y globales. Por el contrario, el olvido del enfoque “macro” tiende a perjudicar y minimizar las luchas más vulneradas, menos visibilizadas y menos empoderadas.

Ello nos obliga a integrar los análisis macrofilosóficos cuando estudiamos los conflictos concretos y colaboramos empoderativamente con los agentes afectados (MAYOS, 2016a).
Los conflictos actuales de pobladores de Dom Joaquim (Minas Gerais, Brasil) con la empresa minera Anglo American son un caso paradigmático, que puede y debe servir como modelo para otros muchos. Debe inspirar a los agentes que reivindican justicia, forzar cambios significativos en la legislación y ayudarnos a reflexionar críticamente de forma que retroalimente la acción social reivindicativa.


Por eso es importante ampliar la mirada y el análisis para comprender la naturaleza profunda del conflicto, poder valorar qué se está “jugando” y hasta qué punto se está damnificando una parte importante de la población. 

No otra cosa es el principio subyacente al método de “reflexión-acción” que siempre ha inspirado el Programa Polos de Cidadania, cuando colabora con los vulnerados en conflictos como Dom Joaquim. Aplicando tal principio y desde un análisis macrofilosófico, intentaremos comprender el conflicto de Dom Joaquim y vincularlo con muchos otros.
En principio –y como veremos la formulación abstracta es muy deficitaria-, la empresa Anglo American ha adquirido recursos hídricos de Dom Joaquim para ayudar al transporte y comercialización de los recursos mineros que son su principal interés. Aparentemente y según la legislación brasilera vigente, la empresa compensa económicamente por las molestias generadas a los afectados. 
Por otra parte, pobladores de Dom Joaquim denuncian los graves perjuicios de contaminación, ruidos, grandes daños a sus casas y destrucción de sus modos de vida que ha provocado los trabajos de la empresa minera. Sorprendentemente, la mayoría de las compensaciones legales establecidas no contemplan los daños mencionados o no son ejecutadas. Así no se compensan en lo más mínimo las graves afectaciones por la privatización de los recursos hídricos de Dom Joaquim que son usados por la Anglo American para tratar y transportar el material de hierro extraído. 
Esa agua era hasta ahora un recurso natural usado comunitariamente tanto para las personas como para el ganado y la agricultura. Ahora es un recurso económico privado, cercado y del que se excluye cada vez más a la población
Tampoco se compensan ni se subsanan las brutales afectaciones físicas sufridas por sus casas, propiedades e infraestructuras. Las grandes obras y la circulación de maquinaria pesada destruye las vías y gran parte del entorno ecológico, provoca importantes grietas en las casas, contamina, etc. Analizaremos qué mecanismos provocan que muchas personas no reciban ninguna compensación por su brutal damnificación. Primero sufren graves prejuicios en casas y propiedades, pero finalmente pueden llegar a perder su forma de vida y el modo de ganarse el sustento, hasta hacerse totalmente inviable su proyecto vital a largo plazo y tener que abandonar su tierra. 

Además –en su buena fe- son engañadas con falsas promesas, silenciadas, manifiestan actitudes de temor y -frente a la todopoderosa Anglo American- terminan perdiendo su “derecho a tener derechos” (Hannah Arendt). Terminan asumiendo su precarización cuando se trata hacer valer sus derechos ante la justicia brasilera que, muchas veces, se muestra poco beligerante en la defensa de los derechos de las gentes vulneradas, mientras que en cambio puede ser incluso complaciente con las empresas mineras.


A pesar de constatarse fidedignamente la gravedad de las afectaciones, tanto la Anglo American como distintas administraciones públicas brasileras, tienden a desentenderse totalmente de los afectados y de las vulneraciones que sufren. Ello provoca que, finalmente, esas gentes pierdan su modo de vida llevado a cabo hasta entonces, sean desplazadas de sus casas y territorios, y se conviertan en vulnerabilizados refugiados socioecológicos en situación de favela o sin hogar
Una mirada fría y distante -como veremos con detalle más adelante- puede pensar que se trata de un simple “daño colateral, de las inevitables bajas producidas por “fuego amigo” que tan solo desea el progreso o uno de esos muchos conflictos que nacen y se agravan por disfunciones normativas. Una de ellas –pero no la única- es que la ley solo prevé compensaciones para los territorios y poblaciones donde se realiza la actividad primordial (en este caso la extracción minera de la Anglo American) pero no aquellos otros donde realizan otras actividades vinculadas, aunque las afectaciones sufridas sean similares o incluso más graves. 

Sin duda es una disfunción legal y un grave escarnio, pero mostraremos que se trata simplemente de uno más de los habituales perjuicios sufridos de forma generalizadamente por la población pobre, desempoderada, ajena a las estructuras de poder y de autodefensa que la ley contempla, vulnerada, precarizada, desprotegida, invisibilizada e incomprendida. 
Todo funciona y parece estar pensado para obviar casos como el que analizamos en Dom Joaquim y tratarlos separadamente de las condiciones “macro” de dominación económica y las formas generales de explotación político-social. Aquí es una trampa considerar que se trata tan solo de un caso particular y de orden menor de “vacío legislativo” que puede ser fácilmente subsanado en una rápida mejora de la ley. Pues muestra todo lo contrario el análisis macrofilosófico del conflicto vinculado a la estricta implicación de “reflexión y acción” con la gente que lo vive

Por razones de espacio, nuestro análisis macrofilosófico introductorio se limitará a sintetizar algunos aspectos clave que manifiestan afectaciones generalizables, de amplio alcance y duradero impacto en el modelo vigente de modernización capitalista. 
En primer lugar, la privatización de las aguas y ríos naturales en Dom Joaquim (ver los detalles más adelante) sigue un modelo generalizado y ya muy antiguo que se centra tan solo en los agentes con títulos “no compartidos” de propiedad “absoluta” y olvida cualquier otro derecho (p.e. comunitario), afectación (p.e. indirecta) o el empoderamiento político-cultural que –a veces- impide defenderse eficazmente y acceder a la justicia.  

Por ello este modelo tradicional de contratación, negociación y compensación económica tiende a olvidar las damnificaciones y vulneraciones (MAYOS, 2016) más allá de las partes que se consideran estrictamente contratantes y/o que no están en condiciones de hacer valer sus derechos y poder de negociación. En consecuencia y por muy damnificadas que sean, las restantes son obviadas y excluidas de cualquier contraprestación o compensación. 
Recordemos que el actual modelo empresarial se configuró y tuvo un momento decisivo en su franca lucha con el modelo comunal agrario precapitalista. El antropólogo y economista Karl Polanyi (2003) lo analizó muy rigurosamente en su obra ya clásica La gran transformación. Los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo. Más allá de otros intereses y mecanismos (que aquí no podemos analizar), ello encaja con la profunda naturaleza del capitalismo que se limita a considerar tan sólo la propiedad “absoluta” no compartible, las estrictas afectaciones directas y aquellos mínimos contratos que permiten realizar el negocio.
Por ello y fruto de una incomprensión desarrollada con el paso de las décadas, manifiesta habitualmente una “alergia” profunda a cualquier otra posibilidad intermedia, matizada, mixta, atendiendo a los bienes comunes… Pues a sus ojos “complica” lo que tiene que ser una “contratación” eficaz y maximizadora de los beneficios. 
Se olvidan así largos siglos y profundas experiencias de pensar el bienestar comunal y de administrar lo común. Similarmente los mecanismos sociales y epistemológicos no occidentales son obviados durante el colonialismo (MAYOS, 2016b), para privilegiar tan solo los mecanismos más concretos y contractuales de negociación económica. Así se excluyen (explícita o implícitamente) gran cantidad de agentes damnificados y que son excluidos de los procesos de negociación, compensación, acceso a la justicia reparadora y -¿por qué no?- de firma del contrato definitivo-vinculante.

Las razones de tal exclusión son distintas. Unas veces se considera –por ejemplo- que no tienen una propiedad absoluta sobre los recursos que centran el contrato. Otras veces se rechaza cualquier contrapartida que no tenga que ver estrictamente con la cesión de la propiedad absoluta de ese contrato, aunque pueda comportar los daños y perjuicios más graves. Aún en otras ocasiones, se eliminan los derechos vinculados a la posesión comunitaria tradicional, aunque esté en plena vigencia en el momento y lugar donde se realiza el contrato. 
Finalmente (pero no es la última razón), por la dinámica competitiva del capitalismo que siempre busca el máximo beneficio posible, se minimiza al máximo cualquier derecho que pueda invisibilizarse. También se excluye cualquier damnificación cuya negociación y compensación pueda evitarse, aunque ello choque con la justicia y sea aprovechar ilegítimamente la vulnerabilidad, el desempoderamiento y la falta de capital político, económico, cultural… de los afectados. Olvidando que no todo el mundo está en óptimas condiciones para hacer valer eficazmente sus derechos y aprovechándose de sus debilidades, el capitalismo usa astutos mecanismos de todo tipo para “hacerlos decaer en sus derechos”.
Hay que recordar que –en el mejor de los casos- el capitalismo es un sistema de concurrencia agonista económica que aprovecha (e incluso busca activamente) cualquier relación asimétrica en el poder negociador para obtener beneficios (más o menos pacíficamente). La “gran titulación” inglesa analizada por Polanyi (2003) fue tan solo un primer gran ejemplo, en muchos aspectos constituyente y como experimentación inicial. En nuestro artículo veremos que aún hoy van reiterándose y desarrollándose dinámicas muy similares. Por ello, consideramos que continúa siendo de aplicación muy significativa a conflictos como el de Dom Joaquim versus la Anglo American. 

El amable lector podrá ver más adelante como incluso algunos de los afectados “reconocidos” en la negociación-contrato colaboran (implícita o explícitamente) en estrategias de seducción, dilación, engaño, agotamiento, aislamiento entre si de los afectados, formulación de promesas fáciles hechas para ser luego sistemáticamente incumplidas, silenciamiento, etc. Significativamente y salvando las grandes diferencias de escala, en muchas regiones como Dom Joaquim se reiteran y reproducen los famosos mecanismos de cercamiento o “enclosure” analizados por Polanyi (2003) en el inicio de la revolución industrial británica. Recordemos brevemente: privatización de la propiedad común; desposesión, proletarización y desplazamiento de las poblaciones que dependían más de los bienes comunales, etc.
Es lamentable que hoy se produzcan los mismos errores y marginaciones, por eso debemos luchar contra ellos a partir de una reflexión macrofilosófica que retroalimente una acción eficaz con los afectados. Podemos ver que en pleno siglo XXI se reproducen vulneraciones similares a las del siglo XVIII (Mayos intenta mostrarlo en general en el artículo aquí incluido “Como el agua pasó de vivificadora y sagrada a ser un mero factor productivo”). 
Pues como manifiesta lucidamente la Afectada 1: “Ellos compraron los terrenos en todo el alrededor. [...]. Sí, cercando todos los terrenos, no habiendo manera de que los animales puedan beber agua. [...] Acabó con todo, creyendo que hasta el agua es de ellos. [...] La Anglo acabó con nuestra ciudad, acabó con todo.” 

Es el inicio del artículo "Dependencia minera, violaciones de derechos y silenciamientos en el contexto de conflictos socioambientales en Dom Joaquim, Minas Gerais, Brasil" / “Minério dependência, violações de direitos e silenciamento no contexto de conflitos socioambientais em Dom Joaquim, Minas Gerais, Brasil” de Maria Cecília Alvarenga, André Luiz Freitas Dias, Lucas Furiati de Oliveira y Gonçal Mayos en Violaciones de derechos humanos, poder y estado, André Luiz Freitas Dias y Gonçal Mayos (eds.), Brasil, Editora Paco, en prensa. 



Jul 1, 2018

ARTE, FILOSOFÍA Y DERECHO



Pro-logo. Los escritos, las miradas, las palabras, los gestos… siempre son sobre y para alguien. Por eso el lenguaje comenzó –quizás- como una onomatopeya, un grito y una exclamación que sobre todo llamaba la atención de la gente hacia algo o alguien. ¡Eh mirad qué interesante o cuan peligroso es!
 
Eso mismo es en el fondo un prólogo, como éste dedicado a la última obra del ilustre jurista, escritor y humanista Paulo Ferreira da Cunha. Es un breve “decir” que con inquietante desverguenza acepta ser situado delante, como presentación y “pro-logos” de una obra mucho más pensada, elaborada y brillante. Y allí situado, balbucea algo parecido a ¡Eh mirad qué interesante o cuan peligroso es!

Jun 19, 2018

MINDFULNESS, UN BREVIARIO

¿Tenemos que resignarnos al dolor, al miedo, a la desconfianza, a la angustia, a la frustración, a la culpa, al stress y a la depresión? ¿Estamos condenados a perder autoestima, a caer bajo el resentimiento, a culpabilizarnos de cualquier avatar negativo que se cierne sobre nosotros y a cargar con las pesadas vibraciones tóxicas de muchos que nos rodean, sin poder librarnos de todo ello?
 
¡Pues claro que no! ¡Toda esa aplastante negatividad no es sino una gran oportunidad! Y el gran amigo Jordi Planes muestra como esas esclavitudes crecen opresivamente porque las dejamos apoderarse de nosotros mismos. En cambio, florecemos y nos volvemos resilientes, si las vaciamos, desempoderamos y aprovechamos la ocasión que nos brinda su derrota.

Jun 9, 2018

¿LA REVANCHA "MATA" LA MUERTE DE DIOS?

Simplemente con los breves pero muy significativos datos anteriores se constata la incuestionabilidad del retorno de la influencia religiosa en la política y en los grandes conflictos masivos. Sin embargo, también incide en esos complejos macroprocesos sociales la superposición del eje del reconocimiento al tradicional eje de la redistribución, el crecimiento de las subjetivaciones autoexpresivistas y el cambio de ciclo de politizaciones post 1973-4 (Mayos y Morro, 2014). Este último es en general opuesto al ciclo progresista de 1945 a 1973 y es clave para el retorno político de la religión, que estamos analizando.

¿HECHOS DE VENGANZA?


Rápidamente en los años 1990, los análisis de Gilles Kepel y Samuel Huntington se hicieron muy influyentes, y proliferaron nuevos estudios que ponían de manifiesto el creciente impacto de los fenómenos religiosos en los más diversos aspectos de la vida social. Tan solo un rápido análisis de los conflictos político-sociales y de los movimientos históricos -algunos anteriores a 1970- pone en evidencia que la religión volvía a tener un impacto clave y creciente. Sin querer ser en absoluto exhaustivos, destacamos brevemente algunos hechos significativos: 
 
1. El conflicto árabe-israelí radicaliza su base religiosa con una dialéctica acción-reacción que incluye como hitos radicalizadores: la guerra de los 6 días (1967) cuando Moshe Dayan proclama “Quien no fuese religioso, a partir de hoy lo es”, la masacre de Múnich en 1972 y la respuesta a la Operación Ira de Dios. También en 1973 se crea la Organización de la Conferencia Islámica, mientras que el partido religioso Likud pasa a gobernar Israel en 1977. Aún más, a partir de 1987 tienen lugar diversas intifadas palestinas y en 1995 el expresidente israelí Isaac Rabin es asesinado por un ultrarreligioso.

¿CULMINA LA SECULARIZACIÓN Y SE INICIA LA REVANCHA?



Ya sea racionalizando la religión, recluyéndola en la intimidad o sustituyéndola por ídolos laicos se produjo una desacralización notable de las sociedades europeas y algunas otras del mundo que la tomaron como ejemplo (la Turquia de Atatürk). Así, la religión parecía inscrita en un camino sin posible retorno, ya que su debilitamiento parecía vinculado a la “modernización”: un inevitable proceso de larga duración y desarrollo social, económico, tecnológico y político.
 

¿METARELATOS E IDEOLOGÍAS SUSTITUYEN DIOS?



La tercera gran tendencia moderna fue sustituir la religión por ideologías o “grandes relatos legitimadores” capaces también de movilizar las masas. De forma consciente o inconsciente, es un esfuerzo político, filosófico y social que está detrás de, por ejemplo, las modernas filosofías de la historia, la idea de “Progreso” y –especialmente- las grandes ideologías. Por ello, y reaccionando a esa tendencia tan importante en la modernidad, el literato y premio Nobel del 1948, T.S. Eliot, solía proclamar: “Si no quieres tener Dios (y él es un Dios ‘celoso’), tendrás que rendir homenaje a Hitler o Stalin”.

PRIVATICIDAD E INTERIORIZACIÓN DE DIOS


La tendencia a interiorizar y recluir totalmente a Dios en el ámbito privado parte de la aceptación del papel psicológico, emotivo e irracional de la vivencia religiosa. Valora la expresión de la religiosidad pero -como teme su impacto en el espacio político público- “previsoramente” quiere eliminar el uso de la religión en la política.

Posiblemente esta dialéctica es impulsada por la violencia de los denominados “conflictos religiosos”, como por ejemplo las guerras “de los Cien Años” y de “los Treinta Años” (Mayos, 2006). Propugna la radical y creciente separación entre el Estado (la política) y la Iglesia (la espiritualidad), considerando que toda expresión de las creencias religiosas por parte de los ciudadanos debe quedar reservada al ámbito de la privacidad y la intimidad.

SECULARIZACIÓN Y RACIONALIZACIÓN DE LA RELIGIÓN


Como planteó Max Weber, la modernidad europea desarrolla un profundo proceso de desencantamiento del mundo, desacralización de la cultura y secularización de la sociedad. Ahora bien, la edad moderna no es constitutiva ni mayoritariamente atea como algunos han querido creer, sino más bien una compleja lucha de proyectos políticos, sociales y culturales enfrentados y –por tanto- de diversos equilibrios entre los antagonistas.
 
Unos quieren desacralizar el mundo, lo cual a menudo conlleva naturalizar lo humano (Hume, Lamettrie, Darwin…) y lo divino (Spinoza, Feuerbach…). Ahora bien también hay esfuerzos en dirección contraria que quieren divinizar y sacralizar lo humano y lo natural (Vico, Pascal, Goethe, la Naturphilosophie, Hamann, Jacobi, Schelling…). Son posiciones que van desde el tradicionalismo antimundano y trascendente (salvación en la otra vida) al deísmo, panteismo o monismo inmanentista que sacraliza la existencia ahora y aquí.

RELIGIONES, CIVILIZACIONES E IDEOLOGÍAS


En los años 1960 i 1970, la secularización en las sociedades modernas avanzadas parecía haber llegado a un punto de no retorno. Por eso, cuando entonces se analizaban conflictos con clara raíz religiosa (como el palestino-israelí o el poder político de la religión católica en la Polonia bajo la órbita soviética) se solía infravalorar esa raíz en favor de destacar otras causas (sin duda también muy importantes). Por eso incluso en plena caída de la URSS pasó relativamente desapercibido el premonitorio libro sobre la “venganza de Dios” de Gilles Kepel.
 

Mayor impacto tuvo en 1993 el artículo con título aún interrogante “The Clash of Civilizations?” de Samuel P. Huntington, que fue profundizado en el largo y erudito libro tres años posterior. Por eso escandalizó, sorprendió y fue interpretado  como un rasgo personal algo anticuado la relevancia que Huntington volvía a otorgar a las religiones en tanto que elemento capital de las civilizaciones.

METÁFORAS DE LA MUERTE Y LA VENGANZA DE DIOS


Al igual que la “muerte de Dios” popularizada por el filósofo Friedrich Nietzsche es una metáfora sugestiva pero que no ha de tomarse al pie de la letra, también lo es la “revancha de dios”, famosa a partir del libro homónimo del politólogo Gilles Kepel.

De hecho, ambas metáforas tienen más que ver con los humanos que propiamente con la divinidad. Como decía Nietzsche, es la humanidad -en un momento de su desarrollo histórico- la que ha “matado” o ha dejado morir en sí misma la religiosidad y la presencia de Dios. 

Las dos metáforas remiten a complejos procesos sociales de larga duración y no a ningún presunto acontecimiento más o menos puntual. Por ello, tanto en un caso como en otro, es muy difícil destacar a un único “protagonista” o incluso a unos pocos. No obstante, ambas remiten a momentos históricos concretos donde –con cierto escándalo y sorpresa- se tomó consciencia de que, incluso en cosas tan universales y constantes en la humanidad como es el espíritu religioso, se constatan cambios disruptivos muy profundos.