Dec 15, 2015

TEXTUALIDAD COMO ARMA



4. Lo escrito debe expresarse y defenderse por sí solo, y debe hacerlo muy bien, ya que el escritor está totalmente ausente en los momentos más decisivos de la lectura de su obra. Por eso el texto es la verdadera arma -si bien indefensa- de la tesis.
4a. Tenía razón Platón: en la comunicación verbal cara a cara se puede escoger al interlocutor, el momento, la circunstancia... y modular el mensaje según y como los afecten. En cambio, en la comunicación escrita eso no pasa y el texto queda indefenso de nuestra "protección" personal y -a la vez- totalmente autónomo y libre en su relación con el lector.

4b. Hay que creer en el propio escrito y dejar que pueda defenderse per sí mismo. Hay que confiar que encontrará lectores y los seducirá, pues éstos son libres de juzgarlo, acogerlo o rechazarlo. Como pensaba Platón: es imposible controlar e -incluso- determinar total y anticipadamente quien, cómo, en qué circunstancias y bajo qué premisas leerá nuestro texto...

4c. Ciertamente, en las tesis doctorales hay unos primeros y privilegiados (¡no nos engañemos!) lectores y jueces: el tutor, los miembros del tribunal y las comisiones evaluadoras. Sería deseable que no fueran sus únicos lectores, pero tanto ellos como nuestro escrito se merecen alguna deferencia: por ejemplo una resistente encuadernación.

No hay que exagerar. Primum vivere...

4d. Esperemos que la encuadernación no sea el ataud de la tesis y que ayude a resistir la rápida obsolescencia académica, ya que -habitualmente- las tesis buenas y bien encuadernadas son ostentadas en los despachos y recomendadas a estudiantes y colegas. Otras simplemente van rápidamente a la papelera o al destructor de documentos.
4e. El tribunal ya habrá leído y sacado –por su cuenta- una decisiva valoración del texto de la tesis, cuando el doctorando hará su defensa oral (máximo 30 minutos, a los que hay que añadir el tiempo de las respuestas al tribunal).
4f. Difícilmente la defensa oral puede salvar, compensar o revertir la valoración previa que el tribunal se haya hecho de la tesis.
4g. A pesar de lo anterior, hay viejos trucos que se reiteran en los ejercicios orales y que intentan disimular los defectos de la tesis escrita. Por ejemplo, cuando la tesis es poco creativa y de pobres aportaciones, se suelen enfatizar en el ejercicio oral "profundas líneas de trabajo futuras" (¡para más inri cercanas a las de los miembros del tribunal!).

4h. Tales artimañas suelen ser vanas, además de contrarias al espíritu filosófico. Pues se intenta "vender futuro y humo" como si fueran presente y realidad. Se intenta que el tribunal valore lo que dices que harás, por lo que no has hecho y deberías.

4i. Si bien el ejercicio oral no sirve demasiado para compensar una mediocre tesis escrita, a veces puede hundirla. Una exposición caótica, mediocre, aburrida o unas respuestas erróneas pueden cambiar la buena valoración del tribunal sobre la tesis (¡aunque lo escrito esté bien!).


Ya le he escuchado bastante

4j. Otro grave y habitual error  es -cuando en su defensa oral- el doctorando ya no escucha ni quiere aprender de las críticas  del tribunal. Entonces en las contestaciones muestra un peligroso autismo que le puede perjudicar... y le hace aparecer mucho más "idiota" (en el sentido del griego clásico) de lo que es.

4k. En la defensa oral hay relativamente poco que ganar y mucho que perder. ¡No bases tus esperanzas en la defensa oral!
4l. Aún peor quizás, es cuando el doctorando cree que -en la redacción final y los últimos momentos del doctorado- ya no se trata de continuar aprendiendo. Obsesionado por acabar, suele dejar de prestar atención a los consejos y aprendizajes del tutor. El trabajo de éste se pierde -de forma frustrante para él- y los esfuerzos anteriores del doctorando quedan minimizados bajo la falsa "alegría de acabar de una vez". ¡Hasta el duro despertar del ejercicio final o la cualificación! Todos lo pagan: la tesis, el tutor... y sobre todo el doctorando. 


4m. En todo caso y sea cual haya sido tu experiencia con la tesis, un día tienes que darla por terminada. Seguramente para muchos será antes de lo que debieras y -para tus fans- mucho después. Solo de ti y de tu tutor depende la decisión. Y en ese momento no debes temblar ni mirar atrás.

Estructura completa y ordenada del discurso en los posts: TESIS SOBRE LAS TESISPREVENIR LO PEOR, IMPONER EL MENSAJE, TEXTUALIDAD COMO ARMA, EVITAR ERRORES Y GUERRAS, SEDUCIR CON PALABRAS Y ARGUMENTOS y ¿HAY ALTERNATIVA A LA TESIS?


No comments:

Post a Comment